< back to all Fundamentos de la ciencia del color

Fundamentos del color: Ocho cosas que debes saber si trabajas con el color

El color es una de las formas de entender y navegar por el mundo que nos rodea. Los que trabajan con el color necesitan entender cómo vemos y describimos los colores, cómo hacer muestras de colores y cómo garantizar la consistencia del color en la producción comercial. Es un tema que tratamos ampliamente en nuestro libro electrónico de cinco partes sobre los fundamentos del color y la medición del color.

A continuación se presentan ocho conceptos que debe entender cualquier persona que trabaje con el color. Cada uno de ellos -y otros más- se tratan ampliamente en nuestro libro electrónico.

  1. El color y la apariencia no son lo mismo

El color es sólo un factor que contribuye a la apariencia de un objeto. Nuestra sofisticada combinación ojo/cerebro integra propiedades como la textura, el brillo, la opacidad, la iluminación y los colores de fondo cuando evaluamos los colores. Esto significa que los objetos con la misma receta de pigmento o tinte pueden parecer diferentes si otras propiedades son inconsistentes.

  1. El color es una función de nuestros ojos y nuestro cerebro

El espectro visible está compuesto por luz de distintas longitudes de onda. Los conos son los fotorreceptores de nuestros ojos que son sensibles a las longitudes de onda y nos permiten ver en color. Las ondas más cortas nos parecen azules, y las más largas, rojas.

El color de los objetos depende de cómo absorben y reflejan los rayos de luz. Pero, en última instancia, el color que vemos es subjetivo, determinado por nuestros propios ojos y cerebro. Varios factores ambientales y biológicos pueden afectar sutilmente a nuestra percepción del color. Hemos hablado de ellos en una serie de entradas del blog:

Factores tan simples como los fondos o los colores adyacentes pueden afectar también a la forma en que vemos un color.

  1. Clasificamos los colores según características comunes

Incluso un niño pequeño puede identificar el color rojo. Pero, ¿cómo describimos determinados colores dentro de esa gran categoría “rojo”? ¿Qué lenguaje podemos utilizar para describir mejor los colores que imaginamos? ¿Cómo podemos mostrar la relación de los colores entre sí?

Las pruebas han determinado que los observadores tienden a organizar los colores según 3 propiedades:

  • Color dominante (tono)
  • Intensidad del color (croma)
  • Luminosidad del color (lightness)

A partir de estas propiedades, se han desarrollado numerosos sistemas de clasificación para definir y organizar el espectro visible. Uno de los primeros, el atlas de colores de Munsell, se publicó en 1915 y todavía se utiliza, junto con otros sistemas especializados.

  1. La consistencia del color implica calidad

Independientemente de la fuente del estándar de color que intentemos replicar, nuestros intentos de igualar los colores de forma subjetiva (utilizando sólo nuestra vista) serán imprecisos. Se trata de un problema comercial, ya que la exactitud y la consistencia del color se asocian a productos de alta calidad.

Además de garantizar un color uniforme, la gestión digital del color agiliza el flujo de trabajo para ahorrar tiempo y dinero a las empresas.

  1. La colorimetría cuantifica la medición del color

La experiencia del color requiere 3 componentes:

  • Una fuente de luz
  • Un objeto
  • Un observador

Para igualar y reproducir los colores con precisión, es necesario describir numéricamente estos factores físicos. Ese ejercicio es la ciencia de la colorimetría.

Para describir científicamente el color, la fuente de luz debe estar estandarizada para que sea reproducible. Las características del objeto deben medirse como curvas de reflectancia y transmitancia. Y la longitud de las ondas de luz roja, verde y azul que llegan al ojo diferencia los tonos de color.

Los espectrofotómetros Datacolor y el software de control del color que los acompaña ayudan a los usuarios a medir los colores de forma objetiva.

blog - cómo mejorar su estrategia de gestión digital del color

  1. Delta E se utiliza para determinar los “colores aceptables”

Aunque la consistencia del color es un indicador de calidad, el grado de coincidencia del color es una decisión comercial. En muchos sectores, los consumidores esperan una combinación de colores visualmente perfecta, especialmente en los productos de gama alta. Por ejemplo, podrían describir las diferencias de color como defectos en el interior de un automóvil o en un artículo de lujo que podrían ser aceptables en productos menos caros.

En el espacio de color CIE Lab, la desviación entre dos colores se describe como dE, o Delta E. Puede calcularse con los valores de coordenadas de color LCh o Lab del estándar y la muestra. Pero las diferencias matemáticas no se ajustan perfectamente a la percepción humana. Primero vemos las diferencias de sombra, luego de croma y finalmente de luminosidad.

El cuarto libro de nuestra nueva serie de libros electrónicos muestra las fórmulas para determinar las diferencias de color y analiza en detalle las tolerancias de color.

  1. Se utilizan dos tipos de instrumentos para medir el color

Las dos categorías de instrumentos de medición del color son:

  • Colorímetros triestímulos
    Estos instrumentos sencillos y relativamente baratos proporcionan un valor triestímulo para una condición de luz y un observador. Suelen utilizarse para el control de calidad, pero no pueden utilizarse para calcular fórmulas de color.
  • Espectrofotómetros
    Estos instrumentos miden la luz reflejada o transmitida en el espectro visible y la comparan con muestras de referencia. Proporcionan datos espectrales que pueden utilizarse para calcular los valores triestímulos para diversas condiciones y calcular las recetas de color para el ajuste comercial del color.

Un post en nuestro sitio web proporciona una distinción adicional entre estos instrumentos. También puede conocer los diferentes tipos de espectrofotómetros aquí.

blog - 7 cosas que toda empresa que utilice espectrofotómetros debería saber

  1. La preparación adecuada de la muestra es fundamental

Independientemente del instrumento que se utilice, las muestras deben prepararse adecuadamente para que las mediciones sean precisas. Las mediciones deben ser coherentes y reproducibles. Para ello es necesario controlar todas las variables posibles del proceso.

Desarrolle y documente sus procedimientos. Asegúrese de que las muestras sean representativas y estén absolutamente limpias. Intente mantener una temperatura, iluminación y humedad constantes. Ciertos tipos de muestras, como las textiles, pueden presentar desafíos especiales.

Aproveche la experiencia de Datacolor. Para saber más sobre estos conceptos y otros, descargue nuestro libro electrónico gratuito sobre gestión del color.

Ebook de Datacolor: Fundamentos del color
Banner de contacto de Datacolor

Dé vida a sus ideas con la gestión del color

Cuando los datos se unen al color, la inspiración se une a los resultados.